La enfermedad periodontal es la patología oral más frecuente tanto en el perro como en el gato, cuyos síntomas pueden ser entre otros:

  • Halitosis
  • Alteraciones en las encías
  • Inflamación de la zona bucal
  • Piezas cubiertas de sarro o descoloridas
  • Masticado o salivación anómalas
  • Dolor
  • Cambio de comportamiento, pérdida de apetito. 

Las bacterias de la boca forman la placa dental, y los minerales presentes en la saliva son los responsables de endurecerla dando lugar al sarro que queda firmemente adherido a los dientes.

Los factores condicionantes para la aparición del sarro son:

  • Mala higiene bucal 
  • Razas pequeñas o braquicéfalas ( Bóxer, bulldog, Chihuahua, Pekinés…)
  • Edad avanzada
  • Dietas blandas de baja calidad
  • Dientes deciduos 

La gingivitis corresponde con la inflamación y/ o infección de las encías, en la cual, observamos la mucosa enrojecida pudiendo aparecer también sangrado. 

Las posibles causas de la gingivitis son:

  • Enfermedad periodontal, por acúmulo de sarro.
  • Enfermedades víricas( gatos: calicivirus, herpesvirus, panleucopenia; Perro: moquillo)
  • Enfermedades hiperplásicas o neoplásicas: Épulis, papilomatosis oral, granuloma eosinofílico, neoplasias malignas)
  • Enfermedades autoinmunes (Pénfigo) 
  • Etc….

Etapas de la enfermedad periodontal:

Repercusiones sistémicas de la enfermedad periodontal:

La enfermedad periodontal es una enfermedad localizada en la boca, aunque esto no quiere decir, que no tenga repercusiones en el resto del cuerpo. 

Durante el desarrollo de dicha enfermedad, las bacterias pueden alcanzar el torrente sanguíneo provocando bacteriemia, y por lo tanto repercutir sobre el sistema inmune. La exposición prolongada y continua puede llegar a asociarse a enfermedades en otros órganos, como enfermedad renal, trastornos cardiovasculares, problemas reproductivos, hepatopatías, diabetes, etc..

Esta implicación sistémica no sólo está ligada a la carga bacteriana en sí, si no al proceso inflamatorio de la región. 

Tratamiento de enfermedad periodontal:

La única manera de eliminar el sarro y la placa dental es mediante limpieza dental profesional con ultrasonidos, con el paciente bajo anestesia general e intubado.

El uso de antibióticos sistémicos está indicado para evitar la migración de bacterias así como para tratar la infección local, y en función del grado de afectación comenzará unos días antes de la intervención. 

Después de la limpieza, durante la misma intervención, se realiza el pulido dental, con el fin de mantener la superficie lisa, para retrasar la  adhesión de placa bacteriana y mineralización posterior. 

Prevención de la enfermedad periodontal:

Mantener la higiene bucal de las mascotas es fundamental para evitar signos como el mal aliento, enfermedades periodontales y la posible aparición de problemas generalizados. 

  • Métodos activos: 
    • Cepillado regular: se recomienda realizar una vez al día, mínimo 3 veces a la semana, comenzando desde que el animal es cachorro. 
    • aplicación de gel o solución de clorhexidina 0.1-0.2% como antiséptico local
  • Métodos pasivos: de especial importancia en aquello animales en los que no sea posible el cepillado periódico, así como complemento de métodos activos.
    • Dieta balanceada.
    • Láminas masticables: refuerzan la acción mecánica abrasiva y  la producción de saliva durante la masticación. Combaten el mal aliento, la placa bacteriana y el sarro.
    • Aditivos para el agua de bebida: fáciles de disolver en el agua, previenen la formación de placa y el mal aliento.

Las revisiones periódicas al veterinario y la higiene diaria son la mejor manera de cuidar la salud bucodental de las mascotas

Artículo escrito por: Raquel Beltrá López